Alerta Informativa OCM: “CONFLICTO SOCIO-AMBIENTAL EN SAN IGNACIO: SE INICIA DIÁLOGO ENTRE COMUNIDADES NATIVAS Y AUTORIDADES DEL GOBIERNO CENTRAL”

En el territorio que pertenece a la comunidad nativa Naranjos, Distrito San José de Lourdes de la Provincia de San Ignacio (Región Cajamarca), se han otorgado 11 concesiones mineras a la empresa Exploraciones Águila Dorada S.A.C. En una de esas concesiones se encuentra el proyecto minero de exploración Yagku Entsa. Este proyecto explorará un yacimiento de oro y cobre en la cabecera de cuenca del río Santa Agueda, afluente del río Chirinos.

En abril de 2012, la empresa obtuvo la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y la constancia de Aprobación Automática, de parte de la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros del Ministerio de Energía y Minas. Y para setiembre de 2013, se le autorizó el inicio de las actividades de exploración.

Si bien la comunidad de Naranjos acepta la actividad del proyecto, aún sin realizar un procedimiento de consulta previa, la comunidad vecina de Supayaku no fue considerada como zona de influencia de este proyecto, pese a que su territorio se encuentra próximo y que se ubica donde nacen varios afluentes que van hacia el río Chirinos, principal fuente de agua para Supayacu (ver mapa). Esta exclusión ha significado que la comunidad de Supayaku no haya sido consultada sobre la autorización de inicio de operaciones.

Toda esta situación ha venido generando tensión entre las dos comunidades y un descontento muy grande frente al Estado, pues algunas comunidades anexas de Naranjos y la comunidad de Supayaku sienten que sus derechos no han sido respetados y que el mencionado proyecto amenaza la integidad de sus territorios y medios de vida.

En este marco, el pasado 10 de febrero del 2014 el señor Jaime Núñez Fernández, funcionario de Águila Dorada, quien se encontraba en tierras comunales, sin autorización de las autoridades de la comunidad, fue retenido por comuneros (según sus costumbres ancestrales cuando una persona trasgrede los límites de sus territorios sin permiso).

Después de 5 días, y luego de la intervención de autoridades de la Provincia de San Ignacio (representados por la Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza, Defensoría del Pueblo, Vicariato Francisco Javier Jaén – San Ignacio), y ante la solicitud de la comunidad de Supayacu de establecer un diálogo con el Gobierno central, la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) convocó a una mesa de diálogo para el día 16 de febrero, con la finalidad de buscar solución a este conlicto.

La Mesa de Diálogo solicitó a los Apus de Supayaku que realicen la gestión ante su comunidad para la entrega del ciudadano retenido, propuesta  que fue aceptada. Se conformó una comisión integrada por un médico legista del Ministerio Público, un representante de la Defensoría del Pueblo y un representante del Vicariato de Jaén, quienes en horas de la tarde, recibieron al ciudadano retenido en buenas condiciones.

Finalmente, en acta firmada el 16 de febrero por las autoridades de la Comunidad Awajún de Supayaku, la Organización Fronteriza Awajún de Cajamarca (ORFAC), los representantes del Ministerio de Energía y Minas, Ministerio de Cultura, ONDS de la PCM, Municipio Povincial de San Ignacio, Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobeza, Defensoría del Pueblo, y Vicariato Francisco Javier Jaén – San Ignacio, se estableció una agenda de diálogo, la cual sería tratada en la segunda reunión, programada para el 06 de marzo del presente. La agenda incluyó los siguientes puntos:

1. Incluir a la Comunidad Nativa de Supayacu como zona de influencia del proyecto minero.
2. Evaluar el tema de la consulta previa.
3. Anulación de la DIA, así como la derogación de la resolución que aprueba el inicio de actividades de exploración.
4. La no judicialización de dirigentes de las organizaciones indígenas y autoridades comunales de Supayaku por la retención del funcionario.

Posteriormente, la ONDS planteó a las autoridades y organización de la comunidada nativa de Supayaku, la inclusión en la mesa a representantes de la comunidad nativa Naranjos y el cambio de fecha y sede de la reunión, proponiendo a Chiclayo como sede. La reunión fue días después cancelada y ha sido reprogramada para el 27 de marzo a las 9:30 a.m. en San Ignacio.

Este conflicto socio-ambiental, ha creado problemas y división entre las comunidades nativas Naranjos y Supayacu (grupo etnolingüístico awajun) y hasta la fragmentación de la organización indígena ORASI, que aglutinaba a las dos comunidades, para dar paso a la creación de una segunda organización, la ORFAC con base en la comunidad nativa Supayacu. Por otro lado, este conflicto es una muestra evidente, de cómo la falta de mecanismos idóneos de participación ciudadana y consulta, pueden convertirse en una amenaza para estas comunidades y sus territorios.

Desde el OCM alertamos sobre esta situación de conflicto latente e instamos a las autoridades a abordar, cuanto antes, la agenda integral de temas acordados en las reuniones previas.

28 de marzo de 2014