Alerta Informativa: ¿Qué pasó con los trabajadores de la minera Río Blanco en la Sierra de Piura?

Ha causado consternación la noticia de la desaparición y el posible fallecimiento de los trabajadores de la empresa minera Río Blanco en la sierra de Piura. Cabe señalar que la empresa minera recién emitió un comunicado público cuando la madre del trabajador Manuel Herrera Peña, denunció a través de Radio Cutivalú la desaparición de su hijo desde el 4 de julio.

En el mencionado comunicado la empresa minera ha señalado que la expedición de trabajadores había partido la madrugada del sábado 4 de julio, liderada por el ingeniero Orlando Pastrana, topógrafo de profesión y con un equipo integrado por 4 personas: Aleida Dávila, Manuel Herrera, Segundo Tacure y el ingeniero Pastrana y que estaban  acompañados de guías locales. También se ha señalado que el grupo contaba con todos los implementos para acampar en alta montaña, más teléfono satelital y GPS.

La empresa Río Blanco Copper también informó que el motivo de la expedición era realizar trabajo de campo para el levantamiento topográfico, confirmar las coordenadas de sus concesiones mineras y actualizar sus planos.  Todo parece indicar que el grupo de trabajadores se perdió rumbo a Ayabaca, en una quebrada en dirección a la zona sur de Cerro Negro (Comunidad de Yanta), debido al mal tiempo.

Pese que la propia empresa e incluso algunas versiones policiales han querido dar a entender que los trabajadores habían sido capturados por las rondas y que estas obstaculizaban las labores de rescate, lo cierto es que precisamente la labor de 150 integrantes de la ronda campesina de Ayabaca, en coordinación con la policía, permitieron encontrar con vida a Manuel Herrera, uno de los cuatro trabajadores desaparecidos. Este trabajador manifestó que la periodista Aleida Dávila aún se encontraba con vida y que Segundo Tocure y el topógrafo Orlando Pastrana habían fallecido como consecuencia de las inclemencias del tiempo en la zona.

Preocupa el hermetismo de la empresa y que algo así haya ocurrido, sobre todo si los trabajadores habían salido con todos los implementos necesarios (GPS, teléfono satelital, puntos de relevo y acopio, etc.) y guías locales que conocen la zona. El inicial hermetismo y luego las diferentes versiones de los propios voceros de la empresa, plantean varias interrogantes que deberían ser aclaradas.

Al momento de escribir esta nota los tres trabajadores seguían desaparecidos. Desde el Observatorio de Conflictos Mineros queremos expresar nuestra solidaridad con las familias y esperamos que la búsqueda tenga resultados y los trabajadores sean encontrados.

*Foto: Diario La República

22 de julio de 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *