Alerta Informativa / Madre de Dios: la minería ilegal vuelve a recuperar terreno

Luego de un período de retroceso de la minería ilegal en esta región, como consecuencia de las interdicciones, este año se registra una recuperación de esta actividad, que incluso ha comenzado a ingresar a la Reserva Nacional de Tambopata.

Lo que es más grave es que las actividades de los mineros ilegales vienen siendo respaldadas por el propio gobernador regional de Madre de Dios, Luis Otsuka Salazar, ex presidente de la Federación de Mineros de esta región. El pasado 23 de noviembre se convocó a un paro regional que exigía la derogatoria del Decreto Supremo 013-2015 (que establece mecanismos de control de insumos utilizados por esta actividad) y del Decreto Legislativo 1220 (contra la tala ilegal).

Por otro lado, los guardabosques de Tambopata vienen denunciando la entrada de mineros ilegales procedentes de la zona de La Pampa, que incluso los han amenazado de muerte. El pasado 7 de octubre hubo un enfrentamiento con los mineros que dejó un guardabosque herido.

Además, el gobierno regional de Madre de Dios viene construyendo carreteras precisamente en las zonas de amortiguamiento de las reservas del Manu y Tambopata.

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANMP) ha denunciado que las carreteras que construye el gobernador de Madre de Dios, tienen como principal objetivo facilitar el traslado de combustible para actividades ilegales mineras y de extracción de madera.

Lo cierto es que luego de dos años de sucesivas caídas -la producción de la minería informal de Madre de Dios se redujo en 48.9% durante 2014-, en lo que va del presente año la producción ha crecido en 5.68%. Madre de Dios se ubica en el cuarto lugar en el ranking de producción aurífera a nivel nacional, por detrás de La Libertad, Cajamarca y Arequipa.

Si bien la minería ilegal e informal tiene presencia actualmente en 21 de las 25 regiones del país, la que se lleva a cabo en Madre de Dios destaca de manera particular, no solo porque concentra la mayor parte de esta actividad (medida en términos de cantidad de trabajadores involucrados  y participación relativa en la producción nacional de oro),  sino también por sus efectos nefastos en el ecosistema: 50 mil hectáreas de bosques arrasados en dicho territorio y gran parte de los ríos de la región han sido contaminados por mercurio y cianuro. Además, no hay que olvidar que la minería ilegal de oro representa algo más del 50% de la actividad económica de esta región.

Para mayor información sobre la problemática de la minería ilegal e informal, recomendamos revisar la investigación de Víctor Torres Cuzcano: “Minería ilegal e informal en el Perú: impacto socioeconómico” http://bit.ly/1I09FQb 

19 de noviembre de 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *