EX ALCALDE Y LÍDERES DE ESPINAR SON ABSUELTOS TRAS CINCO AÑOS DE PROCESO

 

ÓSCAR MOLLOHUANCA Y LÍDERES DE ESPINAR SON ABUELTOS TRAS CINCO AÑOS DE PROCESO

 

 

(18/07/2017) Justicia. Tras cinco años de juicio, fueron absueltos el ex alcalde de la provincia cusqueña de Espinar, Óscar Mollohuanca, y los ex dirigentes del Frente Único de Defensa de los Intereses de Espinar (FUDIE) Herbert Huamán Llave y Sergio Huamaní Hilario. Este largo juicio inició el 2012,  cuando tras las protestas contra la contaminación minera en la zona Mollohuanca es encarcelado y acusado de incitar disturbios.

El Fiscal pedía para ellos hasta 8 años de cárcel por los supuestos delitos de entorpecimiento de los servicios públicos y atentado contra la seguridad común. Sin embargo, el juzgado unipersonal de Ica concluyó este lunes 17 de julio que no existen pruebas ni argumentos válidos para tal acusación.

La contaminación en Espinar

Las masivas protestas en Espinar -cuya represión dejó el lamentable saldo de cuatro personas muertas en mayo del 2012- tuvieron como una de sus principales demandas la solución a la grave contaminación por metales pesados asociada a las actividades mineras en la zona.

La población venía denunciando muerte de animales y problemas de salud. De hecho, ya el 2010 un informe del propio Estado -realizado por el CENSOPAS dependiente del Ministerio de Salud- demostraba la existencia de arsénico y mercurio en agua de consumo humano.

Frente a ello, el paro regional demandaba una solución integral, pero la respuesta del Gobierno fue negar lo evidente y criminalizar a los voceros y líderes visibles de la protesta popular.

Estudios médicos y ambientales han demostrado que existe contaminación por metales pesados en las personas, así como en el agua y suelo. (Foto: La República)

Sin embargo, el tiempo dio la razón a la población de Espinar: el informe final del monitoreo integral que fue producto de la mesa de diálogo, ratificó la existencia de contaminación por metales pesados “asociada” a las zonas de actividad minera. Sin embargo, quedó pendiente confirmar de manera específica las causas de esta contaminación a partir de un estudio a cargo del IPEN, el mismo que aún no puede afirmar ni descartar de manera fehaciente que las relaveras de Tintaya no hayan contaminado con metales pesados el entorno hidrogeológico circundante. Pareciera que el Estsdo arrastra los pies a la hora de identificar al responsable de esta grave contaminación.

Lo cierto es que la población sigue consumiendo agua contaminada y que -pese a la abudante evidencia de contaminación- aún no existe un proceso adecuado de desintoxicación y atención a la salud de las comunidades espinarenses.

Judicialización de la protesta

Tras el paro provincial del 2012, Mollohuanca fue violentamente intervenido mientras se encontraba en sus oficinas en la municipalidad de Espinar y fue recluido bajo la figura de prisión preventiva. Alegando “falta de garantías”, el Poder Judicial decidió trasladar el proceso hasta la ciudad de Ica, arbitrariedad que se mantuvo a lo largo de cinco años pese a que las protestas acabaron y regresó la calma a la zona. Ello ha significado elevados costos económicos y personales para los acusados, como parte de una estrategia clara de judicialización de la protesta que ha buscado obstaculizar la defensa de los activistas ambientales y de los líderes de las comunidades.

Finalmente, este largo proceso ha concluído confirmando la inocencia de los líderes espinarenses y reivindicando de esta manera el derecho a la protesta. Sin embargo, queda por delante la tarea de solucionar las razones detrás de este conflicto: la contaminación que sigue perjudicando elambiente y la salud de la ciudadanía de Espinar.

 

Reportes