Alerta Informativa: Comunidad campesina Segunda y Cajas lamenta el fallecimiento de los trabajadores de la empresa minera Río Blanco

RECHAZA NUEVO INTENTO DE VIOLENTAR SUS DERECHOS TERRITORIALES COMO COMUNIDAD 

Gran preocupación generó en la C.C. Segunda y Cajas (provincia de Huancabamba) la desaparición de tres trabajadores de la empresa Río Blanco Copper S.A., en el marco de una expedición que tenía por objeto el levantamiento de información topográfica en tierras de la citada comunidad (lo que llama la atención después de varios años de exploración minera en la zona).

Inicialmente se les intentó responsabilizar por dicha pérdida, argumentando que las Rondas Campesinas los mantenían cautivos e incluso los habían castigado físicamente por ingresar sin autorización. Las autoridades comunales y ronderiles se pronunciaron inmediatamente rechazando las falsas acusaciones, lo que se confirmó al ser encontrado Manuel Herrera, miembro de la expedición, que por sus propios medios llegó hasta la C.C. Yanta, provincia de Ayabaca, señalando que se habían perdido en el páramo y que sus acompañantes esperaban auxilio.

La C.C. Segunda y Cajas lamenta profundamente la muerte de los trabajadores de Río Blanco Copper S.A. Sus comuneros habían hecho votos para que sean encontrados con vida lo antes posible e incluso brindaron su apoyo como guías de los rescatistas. Una vez más la empresa actúa irresponsablemente al enviar a sus trabajadores a una zona de difícil acceso, en temporada climatológica adversa, sin equipamiento necesario y sin guía. Por lo que la desaparición y muerte de dichos trabajadores es exclusiva responsabilidad de Río Blanco Copper S.A.

Río Blanco Copper S.A. ha actuado ilegalmente por promover que un grupo de sus trabajadores ingrese a tierras comunales sin haber gestionado la autorización previa con Segunda y Cajas, acto considerado como una provocación y un nuevo intento de imponer un proyecto minero que tanto Segunda y Cajas (Huancabamba) como Yanta (Ayabaca) rechazaron al 97% en la Consulta Popular del 2007, por considerarlo grave amenaza al ecosistema del páramo andino.

Estos hechos se inscriben en la decisión política del Estado peruano de llevar a cabo todos los proyectos mineros, impulsando la aprobación y promulgación de la Ley No. 30230 (“Ley que establece Medidas Tributarias, Simplificación de Procedimientos y Permisos para la Promoción y Dinamización de la Inversión en el País”) y la Ley No. 30237 (“Ley de Promoción para la Inversión del Crecimiento Económico y el Desarrollo Sostenible”), parte de los “paquetazos ambientales” que ponen en riesgo la seguridad territorial de las comunidades, como señala Angelo Cruz (Junta Directiva de C.C. Segunda y Cajas) y Benito Guarnizo (comunicador social de Huancabamba).

La empresa ha reabierto su oficina administrativa en Huancabamba y ha iniciado una campaña asistencialista con el fin de ganarse la simpatía de la población. Además, se han reactivado las investigaciones penales que datan del 2007, disponiéndose nuevas diligencias y renovándose órdenes de captura contra los comuneros. No olvidemos que Río Blanco Copper S.A. dejó el doloroso saldo de comuneros muertos, heridos, víctimas de tortura y cientos de criminalizados.

El Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú – OCM, expresa su pesar por la muerte de los trabajadores de la empresa minera y rechaza enérgicamente este nuevo intento de imponer el proyecto minero Río Blanco, sin respetar el derecho ni la voluntad casi unánime de la comunidad en contra del citado proyecto minero.

04 de agosto de 2015

CON EL RUEGO DE SU DIFUSIÓN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *