Alerta Informativa: Pronunciamiento de la Red de Municipalidades Urbanas y Rurales del Perú

La REMURPE, como integrante de la Plataforma de Gobiernos Descentralizados que la reúne con la ANGR y AMPE, ha expresado sostenidamente su preocupación y malestar por la sistemática recentralización del presupuesto público, los sucesivos recortes del canon que afectan la predictibilidad de los recursos que gestionamos las municipalidades y la concentración de decisiones en el gobierno nacional, que debilitan la institucionalidad de los gobiernos descentralizados y afectan la gobernabilidad del país. En este marco, queremos manifestar lo siguiente:

Gobiernos locales: PIA según fuente de financiamiento

1El presupuesto 2015, actualmente en ejecución, tiene una orientación centralista que perjudica a los gobiernos locales, en especial a aquellos que dependen  de  los  recursos  del  canon.  Este  año,  el  gobierno  nacional controla el 73% del presupuesto total, el porcentaje más alto de los últimos diez años. Los recursos públicos no provisionales ni financieros asignados a al gobierno nacional, pasaron de 59.9% el 2013, al 68% el 2015. Así, el gobierno nacional controla cada vez más el presupuesto para inversiones.

2.  En un país que vive con una economía fuertemente sustentada en los recursos extractivos, por ende con una fuerte dependencia de recursos volátiles e impredictibles, como lo son el canon y las regalías, el fin del ciclo de los precios altos nos afecta doblemente: tenemos recursos menores y comprometemos gastos en el PIA que no podemos ejecutar por los constantes errores de cálculo del MEF del monto final del canon que transfieren en el mes de junio.

3.  El proyecto de presupuesto público para el 2016, presentado por el MEF al Congreso de la República, es aún más centralista, concentrando el 75% de los recursos en el nivel nacional. Ese presupuesto se presenta en un contexto de menor crecimiento económico que el esperado, disminución de la inversión  privada (-4.5%), déficit creciente en  la balanza  comercial y disminución de los ingresos fiscales. El gobierno nacional se “justifica”, argumentando la supuesta incapacidad de gasto de los gobiernos descentralizados, obviando que mientras los gobiernos locales, al 31 de agosto, habíamos ejecutado el 35.3% de los recursos para este fin, porcentaje superior al ejecutado por sectores tan importantes para nuestras poblaciones como Educación, Salud, Mujer, MIDIS y Ambiente. De esta manera, se esconden también las dificultades del conjunto del Estado peruano para ejecutar su presupuesto, que responden a razones estructurales del propio Estado.

4.  En este escenario, enfrentaremos la presencia del Fenómeno de El Niño, cuyos gastos de inversión están también en manos del gobierno central, que liderado por el Ministro de Agricultura ha ejecutado apenas el 40% de los recursos comprometidos este año y que en el presupuesto 2016 contempla un Programa Presupuestal de Reducción de la Vulnerabilidad y Atención de Emergencias también concentrado en los sectores y un fondo de 3,000 millones para atender las emergencias. Como país, parece que no hemos aprendido nada de la dramática experiencia del terremoto de Piso y Cañete.

5.  En la base de esta situación se encuentra el paulatino desmantelamiento de la descentralización y un gobierno nacional empecinado en hacernos creer que la corrupción es resultado de la descentralización y no de un Estado previamente corrupto que se descentralizó. El gobierno nacional ha olvidado que transfirió el 92.4% de las funciones y competencias de 185 previstas, a los gobiernos descentralizados, en un proceso administrativo y burocrático, sin los recursos necesarios para ejercerlas, sin enfoque de gestión y sin las herramientas y capacidades para gestionar los servicios públicos que resultan de lo transferido.

6.  En este contexto de falta de voluntad política del gobierno que ya termina, el MEF lidera   6 de los 11sistemas administrativos que regulan la gestión pública con un enfoque contralista, restrictivo y desincentivador de la diversidad y la innovación que se requieren en la gestión descentralizada, manteniendo un Estado desarticulado entre sus niveles de gobierno y con débil  coordinación  horizontal,  así  como  con  ausencia  de  respuestas efectivas a las prioridades ciudadanas y débil rendición de cuentas, un Estado, entre otras cosas, incapaz de enfrentar las protestas sociales que se avecinan por los actuales y futuros recortes presupuestarios.

FRENTE A ESTE ESCENARIO PROPONEMOS: En el corto plazo demandamos:

a) Que el gobierno nacional, a través del MEF, reponga los recursos recortados a los Gobiernos Locales a través de transferencias compensatorias financiadas desde el fondo de contingencia 2015, priorizando los proyectos paralizados y aquellos nuevos dedicados a salud,  educación,  atención  a  la  primera  infancia  y  carreteras,  que cuenten con viabilidad del SNIP, ayudando a la atención de las necesidades más urgentes de nuestra población.

b) La modificación de la metodología usada para la transferencia del FONCOMUN, asegurando que este Fondo tenga un efectivo criterio compensatorio de Inclusión y Justicia Social, respondiendo a las necesidades  de  las  poblaciones  rurales,  más  pobres  y  con  mayor número de necesidades básicas insatisfechas y menor atención del Estado.

c)  Contrarrestar la disminución de los recursos de los Gobiernos Locales, producto de la caída del canon y las regalías en el presupuesto 2016, mediante la asignación de recursos hoy día alojados en distintos fondos como MI RIEGO, FONIE, FONIPREL y el Plan de Incentivos, respetando el destino de tales recursos.

d)  Demandamos la inmediata reactivación del PREBAN y su incorporación al presupuesto 2016, de manera que las municipalidades cuenten con las maquinarias que requieren para atender las emergencias pero también para responder a las necesidades de sus pueblos.

e)  Promover la creación de fondos regionales, como una bolsa común con aportes de fondos públicos y privados manejados por un directorio mixto con participación de las iglesias, la academia, sociedad civil, el Estado y el sector privado. Esto con la finalidad de incentivar la diversificación productiva y que generen propuestas para hacer frente al cambio climático y al desarrollo regional, sin depender   sólo del canon y las regalías

f)  Que  el  gobierno nacional  y los  sectores  transfieran  la  ejecución  del presupuesto  que  manejan  frente  al  Fenómeno  de  El  Niño  a  los gobiernos locales  y asegurar la conformación de una Comisión Nacional integrada por los tres niveles de gobierno, que pueda responder rápida y oportunamente a la atención de la emergencia, que como siempre, será demandada por la población afectada a las municipalidades, es decir a las autoridades más cercanas.

g)  Instalar el Consejo de Coordinación Intergubernamental CCI, en base al Reglamento concertado por el Ejecutivo y las asociaciones de gobiernos descentralizados: REMURPE, AMPE y la ANGR, que espera la decisión de la PCM desde el año 2013.

En el mediano plazo, exigimos:

a)  Avanzar en la descentralización fiscal en base a la propuesta concertada por los 3 niveles de gobierno en la Comisión Multisectorial de Descentralización Fiscal 2012, avanzando en la asignación de recursos en base a necesidades y responsabilidades respecto a los servicios en el presupuesto 2016, además de establecer reglas predictibles de asignación con objetivos claros y una mejor distribución del gasto corriente/inversiones.

b)  Concluir y aprobar las matrices de competencias y funciones validadas por los gobiernos descentralizados, resolviendo las superposiciones que hoy existen.

c)  Iniciar  la  construcción  de  matrices  de  gestión  descentralizada  de servicios, definiendo el rol de cada uno de los niveles de gobierno en la cadena de valor de la producción de servicios.

d)  Revisión de la distribución intradepartamental del canon y compensación transparente,   es   decir   con   criterios   conocidos   por   todos,   de   la distribución interdepartamental.

e)  Solicitamos al pleno del Congreso de la República discuta y apruebe la Ley que Modifica el Artículo 2 y Titulo XI de la Ley Orgánica de Municipalidades   27972, basados en los proyectos de Ley 3243/2013- CR; 3797/2014-CR y el 3999/2014-CR, que proponen modificar la Ley Orgánica de Municipalidades estableciendo el marco normativo de las Municipalidades Rurales, que según el DS N° 090 de la SD PCM, identifica a 1303 municipalidades rurales y que SERVIR, identificó a más de 900 municipalidades con menos de 20 trabajadores.

Consejo Directivo de la Red de Municipalidades Urbanas y rurales del Perú REMURPE, periodo 2015-2018:

1.  Iván  Joel  Flores  Quispe,  presidente  de  REMURPE,  alcalde provincial de Puno

2.  Jorge Luis Urquia Sánchez, vicepresidente, alcalde Provincial de Celendín, Cajamarca

3.  Mercedes   Torres   Chávez,   Secretaria   y   responsable   de   la economía, alcaldesa provincial de Rioja San Martín

4.  Pebel  Bellido  Miranda,  Secretario  de  Comunicaciones,  alcalde provincial de Cangallo Ayacucho

5.  Neylly   Harrinson   Talledo   Rojas,   Secretario   de   Desarrollo Económico, alcalde del distrito de  La Arena de Piura

6.  Vidal Suyllo Ttito, Secretario de medio ambiente, alcalde distrital de Pucyura, Anta Cusco

7.  Gilber Rivera Genebrozo, Secretario de Descentralización fiscal, alcalde del Distrito de Pampas Chico, Recuay, Ancash.

8.  Wilso Araujo Sanchez, Secretario de Gestión Educativa, alcalde del Distrito de Longotea, Bolivar, La Libertad.

16 de setiembre de 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *